22 de set. de 2007

Fábula de la sombra del burro


Demóstenes el orador, en una ocasión en que los atenienses le quitaron el uso de la palabra en la asamblea, alegó que sólo quería decirles dos palabras y, cuando guardaron silencio, dijo: "Un joven alquiló en verano un burro para ir desde la ciudad hasta Megara. En el centro del día, cuando el sol calentaba con más fuerza, tanto el alquilador como el propietario del burro quisieron ponerse a su sombra. Cada uno intentó entonces impedírselo al otro, sosteniendo el propietario que había alquilado el burro y no su sombra y manteniendo el alquilador que tenía plenos poderes sobre el animal".
Dicho esto, se retiró. Y cuando los atenienses lo retuvieron, instándolo a que contara el resto de la historia, les dijo: "De modo que queréis oirme hablar de la sombra de un burro y, en cambio, cuando os hablo de cosas importantes, no queréis escucharme".
Esopo

No hay comentarios.: